1328. Retención de líquidos.

8:25
 
Compartilhar
 

Manage episode 336993499 series 1460031
Por María Merino Fernández descoberto pelo Player FM e nossa comunidade - Os direitos autorais são de propriedade do editor, não do Player FM, e o áudio é transmitido diretamente de seus servidores. Toque no botão Assinar para acompanhar as atualizações no Player FM, ou copie a feed URL em outros aplicativos de podcast.
¿Qué es la retención de líquidos?
Se trata de una afección muy común que sufren muchas personas, sobre todo debido a las altas temperaturas durante los meses más calurosos del año.
Nuestro cuerpo está compuesto mayoritariamente por agua (60% del total) …el agua que hay tanto dentro como fuera de las células y los tejidos se encuentra en equilibrio con nuestro cuerpo, lo que conocemos como equilibrio hídrico. El órgano que se encarga de eliminar el exceso de líquidos son los RIÑONES.
Si el nivel de hidratación se desequilibra, lo que va a intentar nuestro organismo es retener ese agua que necesita para llevar a cabo sus funciones vitales, con la consecuente sensación de sentirnos más hinchados, más pesados…
Esta retención de líquidos puede afectar a todo el cuerpo, en cuyo caso hablaremos de un ede ma generalizado. En otras ocasiones este edema es localizado, es decir, se produce solo en una zona del cuerpo, como las piernas, las manos, el abdomen… Es probable, incluso, llegar a sufrir dolor en las zonas afectadas por esa retención, incluso cambios con el peso corporal, ya que nos hace estar más inflamados. Es posible, también, que notemos la piel más brillante e hinchada y que cuando presiones con el dedo la zona inflamada, la huella se mantenga durante unos segundos, efecto que se conoce con el nombre de Fóvea.
¿Qué causa la retención de líquidos?
La retención de líquidos puede deberse a diferentes factores. Aunque puede afectar a personas de cualquier edad, es cierto que es más común cuanto mayores nos hacemos. Los cambios hormonales como los que se producen durante el embarazo o el ciclo menstrual, por ejemplo, contribuyen a la retención de líquidos. Este problema también puede agravarse durante el verano porque la eficiencia de nuestro organismo para eliminar el líquido de los tejidos disminuye. Pasar muchas horas de pie o sentados también aumenta las posibilidades de padecer retención de líquidos, tanto por efecto de la gravedad como por la insuficiencia venosa que se produce. También se produce retención de líquidos cuando volamos en avión, por los cambios de presión y las largas horas que pasamos sentados.
Aunque no siempre se debe a un problema circulatorio, es por ello que también podemos sufrir retención de líquidos o edema como síntoma de una patología más grave, como las enfermedades cardíacas, renales, pulmonares o hepáticas. Una dieta demasiado salada o que carezca de alimentos ricos en vitaminas B y proteínas también puede provocar retención de líquidos.
Es importante acudir al médico o al especialista para identificar la causa y no alargar o dejarlo para más adelante, ya que el edema puede complicarse y volverse cada vez más doloroso.
Otro de los motivos, quizás el más importante, es por el consumo excesivo de SAL (sodio) en nuestra dieta. Aparece en ella a través de los alimentos y de la sal de mesa. Recordemos que los alimentos naturales también contienen sodio, aunque sobrepasar el límite que establece la OMS de sodio al día (5g) resulta prácticamente imposible a través de éstos. Si en nuestra dieta hay mucho consumo de alimentos procesados (que resultan ser una fuente de sal oculta), es mucho más fácil distorsionar ese contenido de sal en la dieta.
Además, el hecho de consumir alimentos con elevadas cantidades de sal habitúan a nuestro paladar y cada vez notaremos que los alimentos más frescos, naturales o menos procesados nos resultan más insípidos o sosos, haciendo que añadamos más sal del salero. (aquello de el tomate ya no me sabe a tomate o la verdura no me sabe a nada)
Así que aquí va el primer consejo dietético: Para mejorar la alimentación y mejorar la retención de líquidos primero necesitamos disminuir la cantidad de sodio revisando de forma correcta nuestro patrón alimentario.
También es necesario eliminar los alimentos procesados dulces…sí, sí, habéis oído bien, los dulces, ya que son una fuente oculta de sal. Se suele mejorar muy rápidamente.
Si además sufrimos algún otro problema de salud asociado debemos orientar la alimentación para mejorar nuestro perfil lipídico.
Otra de las causas de la retención de líquidos pueden ser los condimentos que usamos en la cocina, ya que pueden contener exceso de sal: concentrados de caldo para cocinar, la salsa de soja y cualquier otro tipo de mezcla de hierbas aromáticas que contengan sal añadida.
Si la retención de líquidos no mejora eliminando el contenido de procesados de la dieta, también reducir consumo sal de mesa así que habrá que valorar el tener un mejor control de la sal que usamos para cocinar
Aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio (efecto contrario), frutas, verduras ricas en K. Efectos diuréticos, incluirlos de forma regular. La fruta por excelencia es el plátano, pero hay otras muchas…remolacha, brócoli, alubias blancas, piña, espárragos y perejil…
Un consejo!! no debemos olvidar asegurar un buen aporte de agua, ya que cuando sufrimos retención de líquidos tendemos a pensar que reduciendo el consumo de agua esta retención va a mejorar, y esto es un ERROR! precisamente, si nuestro cuerpo no obtiene suficiente agua a través de aquella que vamos ingiriendo a lo largo del día nuestro organismo va a tender a retener mayor cantidad de líquidos, es decir, nuestros riñones no nos permitirán drenar ese agua acumulada…por lo tanto, debemos aumentar la cantidad de líquidos que ingerimos (y si es agua, mucho mejor)
Algo que siempre nos va a ayudar es evitar una vida sedentaria: caminar, movernos…
También cuando la retención es a nivel de piernas y tobillos (sobre todo circulatorio): mantener las piernas en alto para mejorar el retorno venoso.

2239 episódios