1332. ¿Existe la dieta perfecta?

8:08
 
Compartilhar
 

Manage episode 337656073 series 2459437
Por María Merino Fernández descoberto pelo Player FM e nossa comunidade - Os direitos autorais são de propriedade do editor, não do Player FM, e o áudio é transmitido diretamente de seus servidores. Toque no botão Assinar para acompanhar as atualizações no Player FM, ou copie a feed URL em outros aplicativos de podcast.
¿Qué os viene a la cabeza cuando escucháis la palabra DIETA? A mí, personalmente, me vienen a la cabeza todos esos apellidos que van surgiendo a lo largo de los años y que van poniendo de moda estilos de alimentación a cuál más milagroso, por así decirlo… que si ayuno intermitente, dieta Keto, dieta Paleo, la dieta de la zona, la disociada, la Dukan y no sé cuántas más…
Pero, ¿cuál es realmente la mejor dieta? Si tenemos en cuenta qué dice la ciencia y qué dietas son las más estudiadas, podríamos decir que una de las mejor valoradas y más estudiadas es la dieta MEDITERRÁNEA. La dieta mediterránea es un estilo de alimentación o un plan de alimentación saludable. Se basa en alimentos de origen vegetal, como granos enteros o integrales, verduras, legumbres, frutos secos, semillas… con una fuente de grasa excepcional: el aceite de oliva, e incorpora los sabores y métodos de cocina tradicionales de la región. El consumo moderado de carnes blancas, productos lácteos y poco consumo de carnes rojas lo convertía en un patrón alimentario estupendo para poner en práctica. Ya en los años 50 se empezó a generar mucho interés por este estilo de alimentación ya que la gente de la zona presentaba menos eventos cardiovasculares que en otros países occidentales. Hay que entender el contexto del momento, con una cocina más tradicional, como comentábamos…actualmente, los países que siguen la dieta mediterránea NO se llevan este estilo alimentario, ni mucho menos…
La incorporación de alimentos superfluos, ultraprocesados, grandes cantidades de bebidas y refrescos azucarados y de otras sustancias como el alcohol han generado que quede bien poco de ella…
Debo hacer hincapié en que, aunque esté mencionando los alimentos procesados como uno de los motivos que ha generado mayor problemática para seguir hablando de dieta mediterránea actual, lo cierto es que existen muchos productos alimentarios procesados muy interesantes que quedarían excluídos de este grupo y que, por tanto, no afectarían a la dieta como tal, como pueden ser las verduras y hortalizas ultracongeladas de los supermercados, las frutas en conserva, las legumbres de bote…
Otro patrón alimentario o otra dieta o estilo de alimentación interesante es la DIETA DASH, de las siglas en inglés de Enfoques alimentarios para detener la Hipertensión.
Se trata de un patrón alimentario bajo en sal y alto en el consumo de frutas, vegetales, granos integrales, lácteos bajos en grasas y proteínas magras. Este patrón alimentario se creó para ayudar a reducir la presión arterial elevada, pero también resulta interesante para mantener un peso saludable o favorecer la pérdida de peso (siempre, recordemos, planteada de forma personalizada y de la mano de un DN). Tiene una base muy parecida a la dieta Mediterránea, como podéis ver… Podríamos decir que la clave de esta dieta es la reducción del aporte de sal, pudiendo ser sustituída por especias varias…
Bien, pues al hilo de lo que venimos comentando, estas son las dietas que la ciencia ha conseguido demostrar que pueden tener grandes beneficios para nuestra salud, pero realmente nosotros podemos hacer adaptaciones e integrar alimentos propios de estas dos dietas que hemos mencionado, hacerla más personalizada, que nos ayude a generar una mayor adherencia, que seamos capaces de adaptarla a nuestro día a día…
Está claro que no todo el mundo va a poder llevar a cabo una dieta rica en todos estos alimentos de origen vegetal poco procesados, como son todas las frutas, las verduras, las legumbres…
Habrá personas que presenten alergias e intolerancias alimentarias y que, por ejemplo, no puedan ingerir frutos secos porque sean alérgicos a éstos… o personas que sean intolerantes a fructosa y sorbitol y no puedan basar su alimentación en frutas y verduras…qué pasa con estas personas? pues bien, debemos entender, y de ahí que haya comentado lo de personalizar el patrón dietético a nosotros mismos, que pueden llevar a cabo adaptaciones de estos patrones alimentarios, centrando su alimentación en todos aquellos alimentos permitidos, y en las cantidades que sabemos que somos capaces de tolerar, junto con los alimentos de la dieta mediterránea o de la Dash que sí podemos consumir con total libertad. Nuestro objetivo siempre debe ser el de buscar el mejorar nuestro estado de salud, por eso, lo que a unas personas les puede beneficiar el comer de una manera determinada, no tiene por qué ser así en otras personas…
En resumen, os voy a comentar los alimentos que NO deben aparecer en ningún tipo de patrón alimentario:
En primer lugar reducir o eliminar el consumo de alimentos ULTRA PROCESADOS: ricos en azúcares refinados, en grasas de baja calidad, que van a empeorar nuestro estado de salud, potenciando la aparición de enfermedades metabólicas, como dislipemias, HTA, diabetes mellitus tipo 1 y 2…
Vamos a intentar reducir el consumo de grasas saturadas y a incrementar el consumo de las insaturadas, nueces, semillas, pescados azules, aceite
Así que nuestro consejo, desde Comiendo con María, es que os olvidéis de las dietas con apellido y que os centréis en encontrar aquel estilo alimentario que mejor se adapte a vuestro estado de salud y que mejore vuestras analíticas…vamos a buscar nuestros matices!

1356 episódios